Todo el ciclo productivo está enfocado en conseguir los mejores resultados económicos y de calidad: procesos automáticos de mecanizado, equipos modernos y eficientes, orden y funcionalidad en las secciones, personal especializado y muy motivado.
Todo esto permitió a la empresa conseguir la certificación ISO 9001 para todas las fases productivas hasta la comercialización del producto; esto confirma la validez de las inversiones efectuadas y de la tesón prodigada en estos años.
Amplios almacenes para las materias primas, los semicabados y los productos acabados permiten un flujo regular y coordinado de los materiales, con una rápida disponibilidad de los productos.
Un laboratorio muy equipado permite verificar, hasta los más mínimos detalles, la fiabilidad de cada producto antes de su puesta a la venta. Además, dentro del ciclo productivo, se realizan inspecciones específicas para garantizar al cliente la máxima calidad.